La picha un lío

Qué complicado es todo, ¿verdad que sí? Eso lo sabemos bien los que hemos crecido viendo Heidi, Marco y Mazinguer z. En aquella época era todo mucho más sencillo que ahora. Si por ejemplo querías comprar un coche, tenías dos modelos para elegir, el Seat 124 o el Seat 127 y va que chuta. En cambio ahora tienes decenas de ellos, cada uno con 200 accesorios diferentes con nombres rarísimos que, según el sonriente comercial de turno, van a hacerte la vida muy fácil, pero en el fondo no tienes ni idea de para qué sirven esas cosas que tiene tu coche. Aunque te da igual, porque tampoco sabes cómo se ponen en marcha, así que…

Y no te digo nada si hablamos de los supermercados. De cualquier producto tienes 4 o 5 marcas distintas por lo menos (eso sí, fabricadas en la misma empresa) y de cada marca, a su vez, existen 3 o 4 variedades diferentes. Así que hacer la compra se convierte en una especie de puzle maldito en el que debes encajar las piezas adecuadas en un mar de ellas para conseguir tu objetivo…ahorrar.

Nos las hemos apañado para hacer que nuestro mundo actual este saturado, en todos los sentidos. Hay una saturación tal que cuesta demasiado tomar una decisión cabal en cualquier ámbito. Hay tantas opciones sobre la mesa, que te ofrecen maravillosas ventajas e inigualables ofertas que no sabes por dónde tirar. Me pregunto si realmente necesitamos tantísima variedad o si la necesitan aquellos que se enriquecen con tu saturación mental.

Ahora es casi imposible filtrar lo que realmente es útil y necesario de la paja dentro de este batiburrillo de trastos, papeles, imágenes, normas, leyes, etc. en el que estamos inmersos. Quizás hayamos perdido la capacidad de distinguir entre lo necesario y lo superfluo, entre lo que realmente tiene valor y lo que no.

5 comentarios en “La picha un lío

  1. Pingback: Saturación de opciones para elegir. ¡La picha un lío! – O piña o piñones 2.0

  2. Y que decir de los que tenemos una edad?nos martillean la cabeza con tanta variedad de todo para al final adquirir lo peor.Has estado de lo mas acertado.

  3. Hola Oskar, cuanta razón tienes!! Muchas veces resulta abrumador comprar algo con tanta oferta que lo único que hace es confundirte y dudar más sobre qué producto comprar.
    Muy buena entrada y reflexión la que haces.
    Un abrazo

Deja un comentario