Nace «O piña o piñones 2.0»

Dicen que las generaciones venideras son mejores que las predecesoras. Y tienen razón.

Tras la desaparición de “O piña o piñones” os presento, queridos lectores, la nueva creación de esta mente mía tan inquieta. La versión mejorada de “O piña o piñones”:

 

«O PIÑA O PIÑONES 2.0»

 

Con los mismos contenidos que su “padre”, pero con una cara mucho más guapa y fresca, sin necesidad de cirugía. Incluye menús organizados por categorías, con una sección especial de noticias donde podréis encontrar novedades sobre mi trayectoria y otros eventos literarios interesantes.

Ya no hay excusas para disfrutar de la buena literatura.

Como todo neonato que se precie, tiene que ir madurando poco a poco. Necesitará de experiencias y vivencias, tanto mías como vuestras para que, cuando sea mayor, se convierta en un gran blog.

 

 

¡DEMOS LA BIENVENIDA AL RECIÉN NACIDO

«O PIÑA O PIÑONES 2.0»!

 

¡Comentad y compartid para que ese «bebé» se impregne de vuestra sabiduría y crezca fuerte y sano!

¡Muchas gracias a tod@s!

 

 

 

 

 

19 comentarios en “Nace «O piña o piñones 2.0»

  1. Pingback: ¡MI MOCETÓN CUMPLE UN AÑO! – O piña o piñones 2.0 – El blog de OsKarTel

    • En realidad sólo soy un eterno aprendiz, Mamen, como bloggero y en la vida en general pero sí, este blog es una versión renovada del difunto «O piña o piñones».

      Muchas gracias por tu comentario. ¡Un saludo!

    • ¡Muchas gracias Federico!

      El hecho de que haya gente que le interese lo que escribo ya es un éxito y una gran motivación para seguir avanzando en este camino de la poesía tan incierto y pedregoso en ocasiones, pero que llena tanto al que las escribe (un servidor), como a quien las lee (al menos eso espero).

      Yo también deseo que tu blog http://relatosfr.blogspot.com.es/ siga funcionando como lo hace, aunque no tengo dudas de ello. Calidad tiene de sobra.

      ¡Un abrazo!

  2. Amigo Oskar: te deseo mucha suerte e inspiración en esta nueva andadura. Seguiré visitando con asiduidad la versión 2.0 como ya hacía con su predecesora. Un abrazo.

Deja un comentario