INOCENCIA

Lógica infantil sin respuesta adulta.

El niño pregunta a su padre

el motivo de tanto desmadre,

la razón de tantas sonrisas falsas

que no llevan a ninguna parte.inocencia

El niño no sabe

por qué la gente no ríe por las calles,

por qué se inventaron los misiles nucleares,

por qué se ensucian los ríos y los mares,

por qué las modas, porqué los trajes,

por qué invadimos y nos invaden…

 

El padre no sabe cómo contestarle.

 

El niño no entiende la razón:

¿Por qué otros niños como yo

pasan hambre?

¿Por qué hay miedo a decir las verdades?

Preguntas sin respuesta…

¿Por qué los adultos, por unas monedas,

pierden la cabeza?

¿Por qué no olvidan la tristeza?

¿Por qué la violencia les parece tan emocionante?

¿Por qué no siguen siendo niños grandes?

inocenciaEl padre no responde, parece no importarle.

El niño es ignorante,

no hay motivos para alarmarse;

son preguntas inocentes de un futuro culpable.

Confidencial¿Por qué creéis que, cuando nos hacemos adultos, no podemos contestar a las preguntas que plantea el niño? 
¿Quizás porque las hemos olvidado o porque no tenemos el valor de responderlas?
¡Espero vuestras "o piñones"!
Y, si os gusta, no dudéis en compartir.

¡Desenvaina tu espada

rompe los escudos del miedo,

lanzero de Gaia!

(OsKarTel)

8 Comments

  1. Es que los niños no temen decir una verdad no es inocencia en sí, quizás un poco y hacen preguntas como para hacernos conciencia. Conciencia de una inocente niñez que aún llevamos dentro y la hemos hecha prisionera del egoísmo la ambición y tantas negatividades que Qué se iban desarrollando a medida que perdíamos esa inocente candidez, esa ilusión de ver una diversión en cada plan
    ese deseo de compartir sin reparar con quien, ese vehemencia de sentirse amado y amar a todos y todo lo que le rodea.
    Son preguntas para tratar de hacernos ver lo que ellos si ven… que somos mucho más inocentes que ellos; Jugando a la guerra, al jefe, al bueno y el malo, solo que con consecuencias reales y nefastas.
    Esa sonrisa franca, con reír de alegría sana, se tornó en sonrisa irónica, retorcida por la ventaja y el mal deseo.
    Porque al poeta, al escritor y al altruista se les tacha de locos sin saber que son niños que llegaron a la adultez en plena capacidad de dicernir Lo que los niños se niegan a reconocer; Que los hombres somos los totalmente culpables de todo mal o tragedia que acontece en sus vidas y que los llevamos de la mano hacía un mundo de insensibilidad y destrucción.
    Escuchemos a los niños y aprendamos de ellos con sus preguntas nos dan guías.
    Gracias amigo OsKarTel, por tan buena reflexión.

    Me gusta

    1. Cierto Mamen, aunque quizás los adultos deberíamos preguntarnos a nosotros mismos alguna vez esas mismas preguntas y, lo que es más difícil, contestarlas con el corazón en la mano.
      Gracias por comentar.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.