imagen “El brazo” – Capítulo 2

el brazo 2Lianna despertó con un dolor sordo de cabeza y un hormigueo extraño en su brazo derecho. La luz de la habitación era cálida y acogedora, invitaba a relajarse y seguir durmiendo. El sopor agradable de su mente impidió que un grito desgarrador saliera de su boca al ver ese artefacto que sustituía a su brazo derecho. Apenas fue consciente de que, de alguna manera que no recordaba, había perdido el brazo y que, en su lugar, estaba ese engendro mecánico. Quiso incorporarse y con el otro brazo arrancárselo pero al levantar la cabeza se mareó y perdió el conocimiento.


            —¿Se recuperará?

            —Su vida no corre peligro Dr. Telles pero… —el titubeo del médico exasperó al Dr. Telles.

            —¿¡Pero qué!? ¡Dígame qué pasa!

            —El brazo derecho de Lianna estaba muy afectado tras el accidente… Hemos hecho todo lo posible por evitar la amputación…lo siento…

Dejando al médico con la palabra en la boca, el Dr. Telles se giró con brusquedad, sacó su smartphone y llamó a Fran.

            —Hola Dr. Telles, siento lo de su hija…

            —¿Está preparado el prototipo XZ32P, el del brazo biónico? —le interrumpió el Dr. Telles

            —Pues… sí, las últimas pruebas son satisfactorias pero… ¿Por qué me lo pregunta?

            —Porque mi hija ha perdido el brazo derecho. —la terrible noticia y la frialdad de la voz del Dr. Telles impactaron a Fran— Se lo implantaremos de inmediato. Prepáralo todo para que la intervención se haga lo antes posible.

            —Pero Dr. Telles… no creo que…

La comunicación se cortó. Fran, con el estómago revuelto provocado por el shock de escuchar semejante noticia, hizo lo que su jefe le ordenó.

¡Muy pronto el siguiente capítulo!

¿Os lo vais a perder?


¿Cómo creéis que continúa la historia?
Escribídmelo en los comentarios. Os contestaré   “caliente” si vais bien encaminados o “frío” si no.

Si os gusta, podéis felicitarme en los comentarios (siempre anima, jeje) y/o seguir el blog y/o compartirlo con vuestr@s amig@s.Thank you

6 comentarios

  1. Ese brazo biónico de prueba fue inventado con propósitos malignos por ese doctor.
    Por las dudas no sacaré los brazos por las ventanillas del autobus, no sea cosa que necesite uno de esos.
    Excelente historia que iré leyendo esta semana (varios capítulos por día).

    Me gusta

    • Templado… 😉

      Espero que esté relato te haga “sufrir” y que tengas que encender la luz de la mesita de noche cuando te acuestes… Esperemos que no necesites usar el “brazo” para ello.

      ¡Gracias maestro!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s