Aburrido

Espero que no os aburra…

Letras & Poesía

Me aburro

de hacer siempre lo mismo.

Es aburrido

levantarse cada mañana

y desayunar tostadas.

Me aburre

encontrarme contigo

cuando no tengo ganas,

saludar en el ascensor a ese vecino,

un señor bien avenido,

estirado y revenido.

Es aburrido.

Me aburre

escuchar las tonterías

que nos dicen las noticias

cada día.

Me aburre

caminar entre personas vacías,

que galopan a toda prisa

hacia, vete a saber qué sitio,

asqueados

y con cara de aburridos

de esta puta vida.

Es aburrido

ver las sonrisas fingidas

de vecinas que se odian

y pretenden ser amigas

de cara a la galería.

Me aburren.

Me aburre

tanto tiempo de anuncios en la tele

mostrando cuerpos bonitos,

para vender un mísero detergente.

Es aburrido.

Qué aburrido es

tener que acostarse

con ese desconocido

porque el papel dice que es tu marido.

Tener que follar con él,

sufrir sus ronquidos,

tener que tener hijos.

Qué aburrido

Ver la entrada original 85 palabras más

3 Comments

  1. Es un buen poema que me recordó uno de Rafael Alberti que seguramente conoces.

    El tuyo es más sensorial y marca un estado de ánimo. El precedente de Rafael es brutal y raro para su estilo tibio de acariciar magnolias siempre.

    EL ABURRIMIENTO

    Me aburro.
    Me aburro.
    Me aburro.
    ¡Cómo en Roma me aburro!
    Más que nunca me aburro.
    Estoy muy aburrido.
    ¡Qué aburrido estoy!
    Quiero decir de todas las maneras
    lo aburrido que estoy.
    Todos ven en mi cara mi gran aburrimiento.

    Innegable, señor.
    Es indisimulable.
    ¿Está usted aburrido?
    Me parece que está usted aburrido.
    Dígame, ¿adónde va tan aburrido?
    ¿Que usted va a las iglesias con ese aburrimiento?
    No es posible, señor; que vaya a las iglesias
    con ese aburrimiento.

    ¿Que a los museos –dice—siendo tan aburrido?
    ¿Quién no siente en mi andar lo aburrido que estoy?
    ¡Qué aire de aburrimiento!
    Lo aburrido que estoy.
    Y sin embargo… ¡Oooh!
    He pisado una caca…
    Acabo de pisar –¡Santo Dios!—una caca…
    Dicen que trae suerte el pisar una caca…
    Que trae mucha suerte el pisar una caca…
    ¿Suerte, señores, suerte?
    ¿La suerte… la… la suerte?
    Estoy pegado al suelo.
    No puedo caminar.
    Ahora sí que ya nunca volveré a caminar.
    Me aburro, ay, me aburro.
    Más que nunca me aburro.
    Muero de aburrimiento.
    No hablo más…
    Me morí.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.