Mi experiencia en 100 Poetas en Mayo/Poetak Maiatzean 2019

Anuncios

Empezaré este post con la conclusión final:

¡Irrepetible!

Cada evento, cada sonrisa del público y de l@s compañer@s poetas, cada gesto de emoción y de sorpresa ante el impacto de los versos en el alma de las personas que nos escuchaban ha sido irrepetible.

Irrepetible fue el momento en que Honorio (¡muchas gracias, amigo, por tu amabilidad!) eligió el poema perfecto para su cafetería Cafetaza y un servidor plasmó esos versos elegidos en una página de cristal. 

Irrepetible el sábado siguiente, cuando todos los poetas grabamos a fuego y piel nuestros mejores versos en las vidrieras del Museo del Naipe de Vitoria-Gasteiz.

Los poemas hacía vibrar de forma irrepetible a las personas y a las plantas que acompañaban a los poetas en Los Caños Medievales de Vitoria-Gasteiz, como irrepetible fue la actuación del grupo de teatro alavés Nivel 7, que hizo sonreír a la audiencia incluso vegetal del lugar

Recital irrepetible el que experimentamos tod@s l@s poetas invitad@s, junto a un público entregado en un espacio maravilloso como es el Palacio de Villa Suso.

Como irrepetible fue llenar de estupor, de sonrisas e incluso de airados comentarios el tranvía que transitaba por Vitoria-Gasteiz este lunes día 13, un lunes que se convirtió en un lunes especial, un lunes de Tranvía llamado poesía, en el que no falto el humor de la mano de Nivel 7.

Muchas gracias a Elisa Rueda, directora del evento, a Arantza Guinea, coordinadora de este y al resto de personas de han colaborado en la organización de este irrepetible evento, sin olvidarme de tod@s l@s poetas que han acudido desde los confines de este hermoso planeta llamado tierra.

Sin tod@s ell@s este irrepetible evento no habría sido posible.

Noticia de El Correo 11-5-19

¡Gracias!

Termino este post con la conclusión inicial:

¡Irrepetible!

 

¡Algo irrepetible que se volverá a repetir en 2020!