Llámame Yesi está a punto de nacer

newborn-3251279_1920.jpg               — ¿Es grave doctor?

El galeno se mesó la barbilla con rictus pensativo.

            —Aún es pronto para decirlo. Sus constantes vitales se mantienen estables pero desconozco por cuánto tiempo.

            —Entonces… ¿nacerá?

            —No depende de mí…

 

¡Depende de vosotr@s!

 

El proyecto Llámame Yesi está terminando su proceso de gestación. La evolución es muy positiva hasta ahora pero aún no es suficiente. El riesgo de que no nazca está ahí.

 

Vosotr@s tenéis la clave para evitarlo.

 

Estoy convencido de que el parto tendrá lugar sin contratiempos gracias a vuestras aportaciones. Por eso os pido un último esfuerzo.

 

Colaborad para que Llámame Yesi nazca sana y hermosa.

 


¡Sólo tenéis hasta el día 24 de junio a medianoche!

Si, en ese momento, no se consiguen los 1000 € del objetivo final, perderé todo lo recaudado y ningún mecenas recibirá su recompensa.


Hacedlo saber a vuestr@s allegad@s y amig@s.

 

Creemos un efecto dominó, un trending topic, hagámoslo viral…

 

¡Entre tod@s conseguiremos que Llámame Yesi vea la luz!

 

¡Muchas gracias!

 

¡Un abrazo!

 

Por cierto, os recuerdo que la promesa del spoiler sigue en pie. Cuando superemos el 75% os revelaré el final de Llámame Yesi

 

 

Las cifras de Llámame Yesi

¡Hola!

Llámame Yesi ha sobrepasado la barrera del 50 % del objetivo final.

¡Fantástico!

El 100% está muy cerca. Para lograrlo, tu aportación es fundamental.

Si aún tienes dudas, te animo a colaborar hoy mismo, ya que solo quedan 7 días para la finalización del crowdfunding.

Ten en cuenta que, si no se llega al objetivo marcado en 7 días, ningún mecenas recibirá recompensa ni Llámame Yesi verá la luz. Y, como seres solidarios que somos, no queremos que eso ocurra, ¿verdad?

 

¡No te quedes sin tu ejemplar!

¡No permitas que los demás se queden sin su ejemplar!

 

¡Entre tod@s conseguiremos que Llámame Yesi sea un best seller!

 

¡Entrad en

es.ulule.com/llamameyesi

y colaborad!

 

¡Muchas gracias!

 

¡Un abrazo!

 

Por cierto, os recuerdo que la promesa del spoiler sigue en pie… 😉